El aceite de oliva combate la osteoporosis

os resultados de un estudio anunciado esta semana sobre los posibles métodos de tratamiento de la osteoporosis han revelado que el aceite de oliva podría desempeñar un papel tanto en el desarrollo futuro de medicamentos como en las necesidades dietéticas de los pacientes.

La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por una disminución de la masa ósea, que a su vez hace que la arquitectura del tejido óseo se vuelva frágil. Esto puede aumentar la posibilidad de fracturas, haciendo que incluso el más leve de los golpes sea potencialmente mortal para las personas que lo padecen.

Se reconoce que la enfermedad es particularmente prevalente entre las mujeres posmenopáusicas, para quienes una disminución en la producción de estrógeno debilita las estructuras óseas y afecta más comúnmente las costillas, las muñecas y las caderas. Para este estudio, los científicos estaban particularmente interesados en cómo se podría utilizar un suplemento de aceite de oliva para ayudar a las mujeres en esta categoría.

Se realizaron pruebas en ratas que mostraron condiciones comparables a las de la menopausia humana femenina, y un grupo fue tratado por vía oral con aceite de oliva. Al final del experimento, se tomaron muestras de sangre y se analizaron los niveles de calcio, fósforo, fosfatasa alcalina (ALP), malondialdehído (MDA) y nitratos.

Los resultados encontraron que las ratas no tratadas con aceite de oliva mostraron una disminución significativa en los niveles de calcio y un aumento significativo en los niveles de ALP, MDA y nitratos en plasma.

La suplementación con aceite de oliva demostró ser beneficiosa y se encontró que atenúa estos cambios y afecta positivamente el grosor de los huesos.

La dieta juega un papel importante en el mantenimiento de huesos sanos, para lo cual es importante comer alimentos ricos en calcio y vitamina D, así como aquellos que contienen minerales como: fósforo, magnesio, zinc, boro, hierro, fluoruro y cobre. Los médicos a menudo recomiendan alimentos como nueces, semillas, frijoles y granos para mejorar los niveles de minerales, mientras que el aceite de hígado de bacalao y el pescado como el atún y el salmón se consideran buenas fuentes de vitamina D. Cuando se trata de mejorar los niveles de calcio, los productos lácteos como el yogur, el queso y la leche fortificada son muy a menudo recomendados, pero el aceite de oliva también puede ser una buena fuente. En una taza (216mg), el aceite de oliva contiene 2.2mg de calcio, así como minerales necesarios como hierro (1.2mg), potasio (2.2mg) y sodio (4.3mg).

El aceite de oliva no será la única solución en la lucha continua contra la osteoporosis posmenopáusica, pero después de haber funcionado bien en el laboratorio, los científicos han llegado a la conclusión de que es un candidato muy prometedor para futuros tratamientos de la enfermedad.

Los autores del estudio son el Dr. Nermine K Saleh y el Dr. Hanan A Saleh, de la Universidad de Ain Shams, Egipto.

 

Leer también el aceite de oliva para cocinar