Propiedades y beneficios del Aloe Vera

La planta Aloe Vera lleva siendo usada desde hace más de 5000 años por Egipcios y Griegos en el ámbito de la medicina y cosmética natural. Es una planta resistente que no requiere de demasiados cuidados y conocimientos, por lo que es común tener un Aloe Vera en las casas. Sólo es necesaria una maceta con tierra, agua de vez en cuando y sol directo.

Aloe Vera

COMPOSICIÓN

Al ser de la familia de los cactus, está compuesto mayoritariamente de agua, sin embargo, es muy rico en vitaminas A, B1, B2, B3, B12, C y E, así como en minerales (Magnesio, potasio, sodio, selenio, cobre, hierro, zinc, fósforo…) ácidos grasos, aminoácidos y oligoelementos. Una de sus cualidades más famosas es su capacidad de absorber componentes tóxicos de nuestro cuerpo y piel gracias al Acemannan.

Cabe destacar que esta planta contiene una sustancia tóxica: la Aloina. Ésta se encuentra en la capa externa. Por ello es importante consumirla, para usos medicinales, en cápsulas correctamente procesadas, pues de esta forma no se encuentra presente dicha sustancia. Por ello, si tienes o piensas tener una planta de Aloe Vera en casa, sólo debes utilizarla para uso externo. Si estos consejos los llevas a cabo no tiene por qué ser perjudicial, sino al contrario, ser un gran aliado para tu salud y bienestar.

BENEFICIOS

Beneficios medicinales

  • Mejora la digestión
  • Ayuda al correcto funcionamiento del sistema inmunológico
  • Potente acción antiinflamatoria
  • Regenera los tejidos internos y las células de la piel
  • Propiedades depurativas
  • Gran aliado para la eliminación de los hongos (antifúngico)
  • Potente antioxidante
  • Previene el cáncer de piel y de colón
  • Alivia el dolor de estómago y combate la acidez y ardor
  • Oxigena las células del cuerpo
  • Previene las úlceras de estómago
  • Ayuda al correcto funcionamiento del hígado
  • Mejora la circulación sanguínea y previene los coágulos
  • Reduce el colesterol y ayuda a prevenir las diabetes

Beneficios cosméticos

  • Previene y suaviza las arrugas de expresión
  • Uno de sus beneficios más reconocidos es su gran efecto “After Sun” para quemaduras solares y para hidratar y proteger la piel de los radicales libres y ultravioletas.
  • Cicatriza heridas, quemaduras, estrías, etc.
  • Reduce los eczemas y combate enfermedades cutáneas como la dermatitis seborreica, psoriasis, urticaria o prurito
  • Previene y cura el acné
  • Fortalece las uñas y combate la leuconiquia
  • Hidrata y regenera el cabello dañado, ayudándolo a crecer de forma fuerte y con más brillo
  • Previene la caspa y costras del cabello

Son muchísimos los beneficios que nos aporta esta milenaria planta que todos podemos cultivar en nuestras propias casas ¿Te animas?